viernes, 3 de mayo de 2013

Jira eta bueltak (casi todas las chicas saben bailar)


Mila buelta eman diozu
eta erantzunik ez,
halere ederra da
zure jira eta bira ikustea.

Ezin da ziba ikutu
hura erori gabe.
Ez zaitut nire esku gainean,
ezta eduki nahi ere.
Le das vueltas y vueltas
y no obtienes respuestas
sin embargo es hermoso
verte girar.

No se puede tocar una peonza
sin hacerla caer,
no te tengo en la palma de la mano
ni te quiero tener.

7 comentarios:

  1. te has sobrao...
    y además bilingüe :)

    ResponderEliminar
  2. Es complicado esquivar
    la tentación compasiva
    de ayudarla
    cuando su tambaleo postrero
    anuncie la caótica,
    inminente
    y dolorosa
    caída.

    ResponderEliminar
  3. "No se puede tocar una peonza sin hacerla caer". Buffff. Observar la Belleza sin acercarse, desear a alguien desde la distancia, amar algo sabiendo que no te puedes acercar. Esa frase es exactamente la que necesitaba hoy. Te lo aseguro.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Mentxu y Luis. Me encanta que os guste.
    Ricardo, qué bien expresas ese sentimiento de querer mantener a la peonza en su equilibrio... Creo que todos lo hemos sentido. La caída en inevitable y sin embargo, me quedo con el momento del giro y con que, aún cuando todo tiene su final, es hermoso el movimiento de la vida.
    Qué decir, Corazón de la Tormenta, me alegro de haber llegado en este momento. Ayer mismo vi a una niña girar una peonza, y pensé en su soberana independencia, siempre, incluso respecto a su dueña...

    ResponderEliminar
  5. me parece brutal!!
    gran descubrimiento leerte!!

    ResponderEliminar
  6. ey, gracias a ti también, Ana. :)

    ResponderEliminar